Mi cuenta

contact
phone
search Rutas
  seahorse logo

Welcome to Riverside Luxury Cruises

Select the country

DESTINOS

País

-

Río

-

Barco

-

País

Río

Barco

Wien

VIENA

Austria

¿Viena? Es la ciudad de la música clásica. Es la cuna de Mozart y Strauß. Es arte callejero en la playa de arena y diversión en zonas verdes. Es bohemia y burguesía y el mejor barroco. Y, por supuesto, art nouveau. Es hablar de camareros malhumorados en grandes cafés. Y de Sigmund Freud, Gustav Klimt, Adolf Loos, Friedensreich Hundertwasser, Sisi y muchos más. Es aludir a Heurige y Beisl, casi instituciones. Es la Escuela de Equitación, un gran evento para los amantes de los caballos. Y, por supuesto, es la ciudad de los artificios y los escándalos, con los que los vieneses se deleitan como las vacas con la hierba fresca en los pastos alpinos. Por último, pero no por ello menos importante: Viena es la ciudad a orillas del Danubio. Aunque no siempre lo ha sido. El Canal del Danubio de Viena es una estructura artificial creada en el siglo XIX. Antes de eso, el Danubio fluía ramificado cerca de Viena a través de prados y zonas deshabitadas. Hoy, el Riverside Mozart también puede atracar directamente frente a la ciudad. Seguidamente, podrá ponerse en marcha. Maravíllese, sorpréndase y disfrute. Viena es un sueño.

Melk NEW

Melk

Austria

¿Quién se acuerda todavía de Adson von Melk? Así es, es el protagonista de la novela «El nombre de la rosa». La historia comienza en la abadía de Melk y termina en su impresionante biblioteca, en cuyas 12 salas reposan más de 100.000 volúmenes en perfecto orden, prácticamente apilados. (Aquí la palabra «apilar» sigue teniendo un significado muy positivo). La abadía de Melk es uno de los más magníficos derroches de mármol y madera dorada, estuco y frescos. Construido en 1746 por orden de los monjes benedictinos, este monasterio se asienta entronizado sobre una roca a 60 metros sobre el nivel del mar. No se sienta avergonzado si al subir a la Altane, la gran terraza del monasterio, se le saltan las lágrimas de emoción ante las vistas del Danubio y la ciudad de Melk. ¡Qué panorama!

Wachau Panorama

EL VALLE WACHAU

Austria

¿Qué hacían los caballeros bandidos en el Rosengärtlein? ¿Qué es lo que hace único a Dürnstein? Y lo más importante, ¿qué hace un turista en un crucero fluvial en el Wachau? Muy sencillo: disfrutar, disfrutar y volver a disfrutar. El Wachau es un paisaje cultural, casi bucólico. Una síntesis de las artes de la naturaleza: montañas escarpadas de hasta más de 900 metros de altura, terrazas para el cultivo del vino y, una y otra vez, iglesias y castillos de las épocas románica, gótica y barroca. No es de extrañar que la UNESCO haya puesto sus manos protectoras sobre este patrimonio mundial. El barco navega aquí a lo largo de más de 30 kilómetros, durante los cuales no querrá ni parpadear para no perderse detalle. Las empinadas laderas mantienen alejados los vientos fríos e irradian de nuevo el calor de la región soleada al atardecer. Aquí el vino y la fruta crecen como en las historias bíblicas de Adán y Eva. Los mejores albaricoques proceden de la región y se utilizan para preparar bombones, deliciosas albóndigas o mermelada. Y hay que decir que el licor de albaricoque está para quitarse el sombrero. ¿Se le está haciendo la boca agua? ¡Estupendo! Suba a bordo, nosotros también le mimaremos con estas delicias.

Durnstein

DÜRNSTEIN

Austria

Dürnstein es un pueblo de calles estrechas donde puede visitarse el Monasterio de los Canónigos, cuya torre azul de la iglesia también se conoce como el «Dedo de Dios». En lo alto del pueblo se encuentra el castillo, o mejor dicho, lo que queda del castillo. Allí se puede rastrear una historia apasionante: el rey Ricardo Corazón de León fue encarcelado aquí, y podría haber muerto si un cantante no le hubiera salvado.

Krems

KREMS

Austria

Para entender Krems y, sobre todo, para maravillarse con ella, hay que echar un pequeño vistazo a su historia: la ciudad ya era un centro comercial en la antigüedad; en sus conocidos mercados semanales se comerciaba con telas, lana, pieles, hierro forjado, cobre, estaño, espadas, piedras de molino, amapolas, pimienta, azafrán, nueces y especias. Sobre todo, desde aquí se vendía sal hasta Burgenland y Bohemia. Y en 1920 aún se producían anualmente 75.000 puros Virginia en la fábrica de tabaco de Krems. La ciudad está considerada una de las más ornamentadas de Austria y uno de sus lugares especiales es el Körnermarkt. Hoy en día, partes de la fábrica se utilizan para la universidad y el encantador Kunsthalle (Museo de Arte). Krems se ha hecho un nombre con el arte contemporáneo.

Bratislava

BRATISLAVA

Eslovaquia

Si la palabra mutación posee alguna justificación en el caso de una ciudad, sin duda tiene cabida al hablar de Bratislava. Antaño considerada un ratón gris, desde el cambio de milenio se ha convertido en una especie de perla del Danubio junto a Viena y Budapest. Pequeña, compacta y tranquila. Muestra su esplendor en el castillo, pero también y sobre todo en el casco antiguo. El hecho de que los bellos edificios como el rococó Palais Esterházy, donde vivió el compositor ruso Anton Rubinstein, tengan como rival, entre otros, a un trabajador del canal, también habla del humor de los eslovacos: como muchos otros, le han dedicado un monumento de bronce. Cumil (hombre trabajando) es el nombre de la escultura del artista Viktor Hulík. Se asoma con picardía a los transeúntes desde la tapa de una alcantarilla. El asombro ante las estatuas es un tema recurrente en esta elegante ciudad.

Budapest

BUDAPEST

Hungría

No es casualidad que muchos cineastas hayan elegido Budapest como escenario. EVITA (1996), por ejemplo: la mayoría de las escenas no se rodaron en Buenos Aires, sino en Budapest. Cualquiera que pasee por la ciudad, a la sombra de la Ópera Estatal o por la elegante Szabadság tér, la Plaza de la Libertad del distrito V, lo ve y lo siente de inmediato. Budapest impresiona, es metrópoli y ciudad balneario. Es París, Florencia y Viena, todo en uno. Aquí se copiaron muchos edificios. Por ejemplo, el Palacio Batthyány, copia exacta del Palacio Strozzi de Florencia. Visita obligada: el barrio del Castillo. Casas de colores pastel en Herrengasse, construidas por sus propietarios para estar cerca del Palacio Real. O la Galería Nacional. O el Laberinto, el cual también sirvió de prisión. Su preso más famoso: Vlad Tepes de Transilvania, que pasó a la historia y a los cuentos como el Conde Drácula. Y otro consejo: Lo mejor es dejarse llevar por Budapest. Así siempre se topará con tiendas encantadoras, como la Perfumería Madison. Está ubicada en las dependencias de una farmacia del siglo XIX. No solo las fragancias son cautivadoras, sino también los muebles y accesorios de la trastienda, todos originales.

Linz

LINZ

Austria

¿Linz? A menudo lo único que nos viene a la mente es la Tarta Linzer y la Sinfonía Linz de Mozart. La ciudad está infravalorada. Con su plaza mayor barroca y su magnífico casco antiguo. Allí también está el Palacio Thun, donde Mozart se alojó una vez para presentar una nueva sinfonía al conde Thun-Hohenstein. Pero como no llevaba una consigo, la escribió de cabeza en Linz.

Passau

PASSAU

Alemania

Passau es ante todo una ciudad universitaria. Por eso es una ciudad joven y llena de vida. Y luego están los tres ríos, el Danubio, el Inn y el Ilz, que fluyen juntos en la ciudad y le dan un carácter especial. ¿Algo más? Por supuesto. Mucho barroco, un magnífico barrio del monasterio y el Veste Oberhaus, una fortaleza desde la Edad Media.

Grein

GREIN

Austria

Típico de Austria. El teatro rococó de Grein se construyó en 1793 simplemente para proporcionar un poco de diversión a los turistas de paso. Está situado en medio del encantador casco antiguo y aún se conserva. Su sala de madera se encuentra en el actual ayuntamiento. Es digno de visitar. También podrá visitar el castillo de Greinsburg con su museo marítimo. Una visión perfecta de la historia de la navegación por el Danubio.

Novi sad

NOVI SAD

Serbia

Poco conocida, pero merece la pena visitarla: Novi Sad fue fundada en el siglo XVII y rápidamente se dio a conocer por el comercio y la producción. Además, la ciudad se convirtió en centro de la cultura serbia, lo que le valió el sobrenombre de «Atenas serbia». La calle Dunavska, que lleva el nombre del Danubio, cuenta con bonitos edificios de dos y tres plantas. También merece la pena visitar la Plaza de la Libertad, con el Ayuntamiento y la Iglesia de Santa María.

Ilok Countryside Beauty by Train and Wine Tasting

Ilok

Croacia

Engelhartszell

ENGELHARTSZELL

Austria

Los trapenses son una orden de la Iglesia Católica Romana, oficialmente se denominan «Cistercienses de la Estricta Observancia». Los que ostentan este título deben hacer cosas extraordinarias. Y eso es lo que hacen los monjes: elaboran una cerveza excelente. Su único monasterio en Austria (con una elegante iglesia rococó) está en Engelhartszell. Y no solo eso: También merece una visita la antigua Burgus Oberranna. ¡Por una cerveza!

Mauthausen

MAUTHAUSEN

Austria

Está rodeado de un magnífico paisaje y su nombre aún evoca tristes recuerdos: Mauthausen, lugar donde se ubicó el mayor campo de concentración en suelo austriaco durante la Segunda Guerra Mundial. Mauthausen se mencionó por primera vez en el año 1208 con el término «Muthusen».

Esztergom

ESZTERGOM

Hungría

La basílica de Esztergom es la iglesia más grande del país y la sede de la Iglesia católica húngara. Su Tesoro de la Catedral se inauguró en 1886 con el objetivo de conservar y exponer instrumentos litúrgicos y alberga destacadas obras maestras de valor artístico e histórico. Una de ellas es la cruz de oro procedente de Francia, de más de cinco kilos de peso, conocida como el Calvario del Rey Matías. Otros lugares de interés de esta región son las ruinas de la fortaleza de Visegrád y las excelentes bodegas.

Ybbs NEU

Ybbs

Austria

Pequeñas callejuelas y bonitas plazas, una muralla milenaria y el gótico Passauer Hof: Ybbs es una ciudad danubiana de postal. Extremadamente bella y renovada con cariño. Pasear por el casco antiguo es un gran placer, y es muy probable que pase por delante de la casa situada en Herrengasse 23. Aquí se alojó, cuando tenía 6 años, nada menos que el niño prodigio Mozart. Hoy el edificio alberga un museo municipal. Ybbs se encuentra en la región de Nibelungengau, perfecta para practicar senderismo y ciclismo.

Belgrade

BELGRADO

Serbia

La actual capital de Serbia siempre ha despertado gran codicia por su situación estratégica. Símbolo de muchos conflictos, hoy la ciudad tiene como punto de referencia la fortaleza sobre el Danubio y el Sava. Aquí hay mucho que ver y experimentar. Entre otras cosas, el único baño turco conservado de principios del siglo XIX. Hablando de turcos. La cocina de Serbia es muy interesante porque los platos de carne tienen influencias turcas y húngaras, y la repostería presenta una mezcla austriaco-bohemia. Su aroma es especialmente fuerte en la calle Knez Mihailo, con sus numerosos cafés y restaurantes.

Vukovar

VUKOVAR

Croacia

Hasta 1990, Vukovar era una ciudad elegante. Fue destruida en gran parte en la guerra yugoslava. Vukovar destaca, sobre todo, por el paisaje que la rodea con sus numerosos viñedos. También merece la pena visitar las excavaciones arqueológicas y el Museo de la Cultura de Vučedol. La cultura de Vučedol se remonta al 2200 a.C. Las excavaciones muestran el antiguo asentamiento con casas de dos habitaciones y pozos de almacenamiento, así como modelos de arcilla de sillas y mesas.

Kalocsa

Kalocsa

Hungría

Es una de las ciudades húngaras más antiguas, y sus 17.000 habitantes están orgullosos de su historia y sus tradiciones. Puede visitar, por ejemplo, la Casa del Arte Popular, de 200 años de antigüedad, con sus coloridos murales florales pintados por artesanas locales. Estos motivos también se pueden encontrar en platos, muebles y otros enseres domésticos. Kalocsa es famosa por el pimentón, que aquí se cuelga y seca en todas partes. El pimentón es el emblema de Hungría y el principal negocio de la región que rodea Kalocsa.

Avignon

AVIÑÓN

Francia

Es el símbolo de la ciudad. Se inclina sobre el Ródano desde 1840. El puente Saint-Bénézet se hizo internacionalmente famoso gracias a la canción «Sur le pont d'Avignon». Al cruzarlo, se encuentra inmediatamente ante el Palacio Papal, uno de los edificios medievales más grandes e importantes de Europa. Hay que decir que se construyó por pura pereza: el arzobispo de Burdeos no se molestó en viajar a Roma para su consagración papal. Se hizo coronar en Lyon y mandó construir un palacio en Aviñón. Un monumento.

Lyon

Lyon

Francia

Lyon es la Meca de los gourmets. Es 2000 años de historia. Es el Museo de Bellas Artes. Es el casco antiguo con calles empedradas. Es la Basílica de Notre-Dame y una magnífica vista sobre la ciudad y el campo. Es la pintura sobre seda en el elegante barrio obrero de La Croix-Rousse. Es el templo gastronómico Les Halles de Lyon de Paul Bocuse. Es la mejor cocina de los Bouchons. Oh là là – ¡Cuánta sensualidad! ¡Cuánto placer!

Arles

ARLÉS

Francia

Diese Perle der Provence ist umgeben von den schönsten Naturparks in Europa. Arles steht heute als Inbegriff für bedeutende Kunst und Zeugnisse einer ereignisreichen Geschichte, vom Amphitheater bis zu stolzen Patrizierhäusern. Und was wäre Arles ohne van Gogh – im Lichte des Künstlers durch die Stadt flanieren – auch das ist unvergesslich.

Tournon sur rhone

TOURNON

Francia

El puente colgante más bello de Marc Seguin cruza el Ródano entre Tournon y el pueblo vecino de Tain-l'Hermitage. Tournon es Francia en miniatura: con un castillo, un magnífico museo centrado en la historia de los condes de Tournon, la navegación y las obras de Seguin. Y un jardín botánico, ¡muy acogedor! No se pierda la exposición de la histórica fábrica de chocolate de Tain-l'Hermitage, ¡exquisita!

Viviers

VIVIERS

Francia

Por la noche, las historias parecen revolotear desde los muros de las casas. Callejuelas estrechas. Adoquines. Esta pequeña ciudad es una joya. Sí, un paseo por Viviers es un viaje a la Edad Media, porque la antigua ciudad episcopal se salvó de la destrucción de la guerra. Además de pequeñas tiendas, también hay grandes cosas que ver. Por ejemplo, la catedral, con obras de arte tan especiales como los cinco tapices, tres de los cuales fueron regalados al obispo por Napoleón III. Un punto culminante en el sentido más estricto de la palabra es el mirador de la parte alta de la ciudad. ¡Qué vistas de este lugar encantador!

Vienne

VIENNE

Francia

Esta ciudad es una joya para los interesados en el ayer y el hoy. Vienne es una ciudad pequeña, pero ya contaba con 30.000 habitantes en el siglo II. El comercio y la navegación a vapor trajeron un boom en el siglo XIX. ¿Y qué se puede visitar aquí? Sin duda, el Museo Arqueológico, el complejo museístico de St-Romain-en-Gal con la Casa de los Dioses del Océano y los restos de las antiguas termas. Y después, lo mejor es sentarse en un café y disfrutar del presente.

Amsterdam

ÁMSTERDAM

Países Bajos

Callejuelas, canales y siempre Van Gogh. Ámsterdam es una de las ciudades más apasionantes de Europa. El centro histórico se construyó sobre cinco millones de troncos de abeto. Las experiencias en la ciudad son innumerables. En la Plaza de los Museos, de nuevo diseño, se pueden admirar cuadros de pintores famosos. Rembrandt y Vermeer en el Rijksmuseum, Van Gogh tiene su propio museo dedicado a él - la audioguía es toda una experiencia: un conmovedor viaje a la vida del artista, que se cortó una oreja en Arlés, al sur de Francia, tras una discusión con Gauguin. La Casa de Ana Frank entraña una historia diferente, pero igualmente conmovedora. Y si pasea por el casco antiguo de Ámsterdam, experimentará verdaderos contrastes: el barrio chino, el primer templo budista construido en Europa y el famoso barrio rojo.

Basel

BASILEA

Suiza

Ninguna otra ciudad entre Constanza y Róterdam ha integrado el Rin en su vida urbana con tanta grandeza como Basilea. En el río se han instalado hermosos baños modernistas, en sus orillas hay pequeños restaurantes, pubs y bares, se celebran conciertos de música pop en una balsa cultural y los habitantes no dudan en zambullirse en sus aguas para darse un chapuzón. En Basilea no hay que perderse probablemente el museo más bello de Suiza, y quizá de toda Europa: la Fundación Beyeler, cuyo edificio transparente fue diseñado por Renzo Piano. Lo mejor que se puede hacer en el casco antiguo es simplemente pasear, y en algún momento se topará automáticamente con el rojo ayuntamiento cantonal o las señoriales casas gremiales de la Barfüsserplatz, que debe su nombre a los monjes Barfüssler (monjes descalzos).

Bonn

Bonn

Alemania

Un paseo por Bonn es un breve viaje en el tiempo a la antigua República Federal de Alemania. Allí puede visitarse la «Haus der Geschichte» (Casa de la Historia), que recuerda a Ludwig Erhard, los bombarderos de pasas y el naciente anhelo de los alemanes por Italia. Allí se encuentra el casco antiguo, con su histórico cinturón de fortalezas, el Antiguo Ayuntamiento y la Universidad donde estudiaron Konrad Adenauer, Ludwig von Beethoven y Karl Marx. Y allí está Bad Godesberg, el antaño tristemente célebre barrio diplomático. Un paseo entre el ayer y el hoy.

Bingen

Alemania

Como se suele decir, la venganza es dulce. Cuenta la leyenda que allá por el año 970 en época de hambruna, el cruel arzobispo Hatto II de Maguncia dejó morir de hambre a sus súbditos, enfureciendo a los pocos supervivientes. Fue entonces cuando un ejército de ratones le asedió en su refugio en la torre de la isla del Rin, devorándolo vivo. Es por eso que, hoy en día, la torre blanca con sus almenas rojas se llama "Mäuseturm" (Torre de los Ratones). En Bingen también encontrará el puente de piedra medieval más antiguo de Alemania, que conecta Bingen con Bingerbrück, o la iglesia del gótico tardío de San Martín, que bien merece una visita.

Boppard

Alemania

Cuando el Riverside Debussy realiza un giro de 180 grados en el Rin, algo está claro: la próxima parada es Boppard. Aquellos que miran hacia el famoso Bopparder Hamm desde aquí pueden ver dónde crecen algunos de los mejores Rieslings de Alemania. Desde la orilla también se puede admirar la imponente Iglesia de San Severus; vale la pena entrar y maravillarse con el coro y sus galerías, así como con las encantadoras esculturas de la Virgen María. Por cierto, se ingresa a la iglesia desde Kronengasse, donde las casas presumen de hermosas fachadas de madera. No podemos dejar de mencionar dos curiosidades sobre la historia de la ciudad: cuando César conquistó la Galia en el año 49 a.C., "Bodobrica" se convirtió en una base romana, además, Boppard fue mencionado por primera vez en el año 643 como Corte real de los francos. Pura historia.

Breisach

BREISACH

Alemania

No hay muchas ciudades que tengan un monumento tan sublime como Breisach: la imponente catedral, con elementos románicos y góticos, está entronizada en el Münsterberg, una colina de 70 metros de altura. Allí se puede contemplar una mágica obra de arte: el altar mayor de 1525, tallado a mano, en cuyo centro y con filigrana se representa la coronación de María. A la vuelta de la esquina de la catedral hay un gran toro de mármol negro, obra del artista Helmut Lotz. Desde la catedral también merece la pena disfrutar de sus vistas: hacia el oeste, la región de Alsacia; hacia el noreste, la cordillera de Kaiserstuhl («silla del emperador»); hacia el sur, el Eckartsberg, con los restos de una fortaleza; hacia el este, el sur de la Selva Negra. Breisach está situada a poca distancia de Furtwangen. Allí, el Museo Alemán del Reloj cuenta con 8.000 objetos procedentes de todo el mundo. 1.000 están en exposición. Súper emocionante.

Bruessel

BRUSELAS

Bélgica

Es la sede de la Unión Europea, la sede central de la OTAN, la capital de Bélgica y, sobre todo, es una cosa: una dirección predilecta para gourmets y amantes del arte. La densidad de restaurantes con estrellas, fábricas de chocolate, museos y galerías es enorme, lo que se pierde un poco entre todo el resplandor político y mundial de Bruselas. Lo mejor es dejarse llevar por la Grand Place, la plaza principal de la ciudad, y descubrir después la famosa estatua del niño orinando, el ayuntamiento con su alta torre y los Museos Reales de Bellas Artes. No olvide probar un gofre y bombones en uno de los numerosos cafés.

Colmar

Francia

Por decirlo de manera informal: ¡Colmar es una pasada! Está considerada la ciudad mejor conservada de Alsacia, y destaca por su núcleo histórico protegido con pintorescas fachadas de entramado de madera exquisitas, encantadores edificios emblemáticos y magníficas iglesias. Y eso no es todo. Los famosos arquitectos de Basilea, Herzog & de Meuron, construyeron el Museo Unterlinden, que alberga obras de arte impresionantes como el famoso Altar de Isenheim, reconocido en todo el mundo por los amantes del arte, así como obras de Otto Dix y Pablo Picasso. ¿Quizás le apetezca conocer la Petite Venise? Este encantador barrio de Colmar, como su nombre indica, está atravesado por pequeños canales. Sencillamente romántico.

Duesseldorf

DÜSSELDORF

Alemania

¿Pueden bailar los edificios de oficinas? En Düsseldorf, la respuesta a esta pregunta es un rotundo «sí». Los diseñó el arquitecto Frank O. Gehry; el modelo debió de ser la Torre Inclinada de Pisa. Se encuentran en el famoso puerto mediático de la ciudad, donde otros arquitectos internacionales también se han inmortalizado con estilo entre muros de muelles y vías de tren. Merece la pena verlo. Al igual que la casa natal de Heinrich Heine en el casco antiguo, el Hofgarten y justo al lado la colección de arte K20: Klee, Picasso, Matisse y Andy Warhol, ¡todos reunidos allí! Y si quiere dejar que el arte reverbere un poco más, dé un paseo por uno de los muchos parques verdes de Düsseldorf.

Enkhuizen

ENCUSA

Países Bajos

Las ciudades como Encusa son pequeñas, pero establecen un maravilloso contraste con las metrópolis de Ámsterdam y Róterdam. En el siglo XVII, la ciudad era miembro de la Compañía de las Indias Orientales (VOC), y muy rica. Aún quedan muchas reminiscencias de esta historia. En el puerto de Encusa están amarrados veleros históricos, en su casco antiguo las villas dan fe del antiguo orgullo cívico, y el Zuidermuseum (¡al aire libre!) muestra a la perfección cómo el diseño contemporáneo está moldeado por la vida y obra de la que fue una época dorada. Pasee por la ciudad y sus canales, tómese un café en el puerto o una cerveza elaborada aquí. Simplemente delicioso.

Frankfurt

Frankfurt

Alemania

Frankfurt es una ciudad llena de contrastes. Conocida como el centro financiero de Europa, la ciudad también da nombre a las famosas salchichas. Pero Frankfurt no es solo eso, también alberga una rica historia y cultura. Es cuna de personalidades como Johann Wolfgang von Goethe, quien nació en la Casa am Großen Hirschgraben. Esta casa se puede visitar hoy en día, y es uno de los 39 museos que se encuentran a lo largo de la orilla de la ciudad bañada por el Meno. ¡Imprescindible! Otro lugar que no puede dejar de visitar es el casco antiguo con sus encantadoras calles adoquinadas, pintorescas plazas y por supuesto, la Iglesia de San Pablo y la imponente Catedral de San Bartolomé. Disfrute de los parques y jardines, como el hermoso Jardín Botánico Palmengarten con su invernadero de palmeras de 1869 y la Casa de las Mariposas. Un oasis verde en la ciudad, tanto en verano como en invierno.

Gent

GANTE

Bélgica

¿Sigue embrujado este lugar? Como mínimo, es francamente misterioso. Los pasos resuenan en las oscuras paredes y espeluznantes instrumentos de tortura descansan en el «Gabinete del Verdugo». Bienvenido al Castillo de los Condes, construido en 1180 por el Conde Felipe de Alsacia en Gante. Está situado en pleno centro de la ciudad, y si emprende el viaje con la audioguía se asombrará y reirá al mismo tiempo. La historia está narrada por un cómico flamenco. Y ésta es solo una experiencia de las muchas que se pueden vivir en Gante, una ciudad con cientos de edificios medievales y, al mismo tiempo, muy moderna. Jóvenes chefs sorprenden con creaciones insólitas, jóvenes artistas exponen en galerías. Y los amantes de las antigüedades también están en el lugar adecuado en Gante. Un ingenioso concepto de iluminación transforma la ciudad en un escenario de cuento de hadas por la noche.

Hoorn

HOORN

Países Bajos

Es la perla del Ijsselmeer y dio nombre al punto más meridional del continente americano: Cabo de Hornos. Su apogeo se remonta al siglo XVII. Monumentos, iglesias y bellas casitas siguen siendo testigos de aquella época. Sí, si la palabra idílico sigue estando justificada, sería el caso de esta pequeña ciudad holandesa de Hoorn. En una antigua prisión se encuentra el Museo del Siglo XX. Muestra la vida entre árboles de caucho y grabadoras. Un poco más allá, en el «Pequeño Café del Puerto», se sigue hilando hilo marinero. Y las pequeñas tiendas con originales escaparates sorprenden en las callejuelas. Sencillamente hoorny.

Kinderdijk

KINDERDIJK

Países Bajos

Este pueblo de Holanda Meridional está incluido actualmente en la lista de instagrammable. Esto se debe a sus numerosos molinos. 19 para ser exactos. Llaman la atención en cada foto, pero se construyeron para bombear el agua de los pólderes y hacer la tierra utilizable para la agricultura. La UNESCO los ha inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial. Por cierto, hay libros enteros con numerosas leyendas sobre el origen de la palabra Kinderdijk, que significa «el dique de los niños». Una de ellas cuenta que un niño sobrevivió a la devastadora inundación de 1421 y fue arrastrado en una cuna hasta el dique. El pequeño pueblo de Kinderdijk tiene unos 600 habitantes.

Koblenz

COBLENZA

Alemania

Un bonito detalle del casco antiguo de Coblenza es el «Augenroller» (ojo rodante). Esta figura se encuentra bajo el reloj de la torre de los antiguos grandes almacenes de Florinsmarkt. Al compás del péndulo, el hombre con bigote y casco gira los ojos, y cada media hora saca la lengua. Según la leyenda, el ladrón Johann Lutter hizo esto delante de sus verdugos. Pero esto es solo una minucia en una ciudad que, por lo demás, tiene grandes cosas que ofrecer. Por ejemplo, la escultura ecuestre de Guillermo I en el Deutsches Eck (Rincón Alemán), donde confluyen el Mosela y el Rin. O el Palacio de los Príncipes Electores y, por supuesto, justo a las puertas de la ciudad, el Castillo de Stolzenfels, construido en 1250 y ampliamente restaurado, casi reconstruido, en 1826 según los planos de Karl Friedrich Schinkel.

Koeln

COLONIA

Alemania

Hablar de Colonia es hablar de Tünnes y Schäl, de las casas con frontón frente al Rin, del Mercado Antiguo con cafés y calles por las que pasa el carnaval en primavera y la comunidad gay en el Christopher Street Day en verano. Es hablar de los habitantes de la ciudad conocidos por su desenfado, su humor y su trato directo y amable. Es hablar de templos del arte como el MAKK o el Museo Ludwig, con la colección de arte pop más extensa de Europa. Y, por supuesto, hablar de Colonia es hablar de la Catedral, obra maestra del gótico, de 157 metros de altura, con el mundialmente famoso altar de los Reyes Magos, la Cámara del Tesoro y el mirador, al que se accede por 509 escalones. Finalmente, hablar de Colonia es también hablar de Kölsch, una cerveza apetitosa que se bebe en pequeños vasos, de los que con gusto se toman dos, tres o cuatro. Solo queda decir: ¡salud!

Maastrich

MAASTRICHT

Países Bajos

Nos encanta Maastricht. Y, naturalmente, no sin razón. Los amantes de la moda pueden perder el corazón y también un poco de dinero en el moderno barrio de Wyck, donde encontrarán boutiques y magníficas tiendas de diseño y antigüedades. Aún más exclusivas son Stokstraat y Wolfstraat con moda súper emocionante en pequeñas tiendas. Por supuesto, Maastricht ofrece mucho más que eso. Aquí se encuentra la cervecería más antigua con un interior de más de 100 años, y la cerveza sabe deliciosa. También cabe destacar el Bisshopsmolen, el molino de agua en funcionamiento más antiguo de Holanda. Si le interesa la historia, dé un paseo por las casamatas, un sistema de defensa subterráneo del siglo XVIII de 14 kilómetros de longitud. De vuelta al presente, recomendamos una visita a uno de los cafés con terraza o a un acogedor pub. Una propuesta más casual.

Rotterdam

RÓTERDAM

Países Bajos

Róterdam es una ciudad portuaria atractiva, está de moda y es conocida por su escena artística, es una ciudad para compras elegantes y, sobre todo, es famosa por su arquitectura moderna. Qué contrastes: los turistas encuentran edificios históricos como la Witte Huis (de 1898) de estilo Art Nouveau, las casas cúbicas construidas sobre pilares (de 1984) y los imponentes rascacielos. Arquitectos como Renzo Piano y Norman Foster han diseñado lo espectacular y renovado lo histórico de forma moderna.

Ruedesheim

RÜDESHEIM

Alemania

En el pasado, Rüdesheim era considerada por los jóvenes como una ciudad alemana aburguesada y muy provinciana. Hoy en día, incluso la escena hípster de Berlín se deja ver por aquí de vez en cuando. La ciudad es conocida sobre todo por la Drosselgasse, de 144 metros de longitud, donde se celebran apuestas de vino en pequeñas casas con entramado de madera y pubs con jardín. Si quiere adentrarse en la historia de la nobleza de Rüdesheim, visite los bellos patios de la Oberstraße. El Frankensteiner Hof, por ejemplo.

Mainz

MAGUNCIA

Alemania

Cuánto se canta y se ríe. Ah, sí, es el carnaval. Pero Maguncia también tiene su lado agradablemente sobrio. Ejemplo de ello es el imponente Ayuntamiento de piedra natural. La gran estructura reticular impide que el sol -y el sudor- afecte a los funcionarios. Fue construido en los años 70 por el arquitecto de fama mundial Arne Jacobsen. Y la nueva sinagoga también entusiasma a los aficionados a la arquitectura y a los interesados en la historia de la ciudad. Formas juguetonas, líneas rectas, cerámica vidriada verde en la fachada. Muy moderna: un signo visible de una comunidad judía que mira hacia atrás, hacia los 1.000 años de historia de Maguncia. Otro punto de interés para los pasajeros de los cruceros fluviales es el Museo de Navegación Antigua. Está ubicado en una sala de locomotoras declarada monumento protegido, y muestra apasionantes maquetas y construcciones: desde canoas hasta acorazados. Ahora, un paseo por el gran mercado semanal, una charla con los viticultores que también venden allí... y ahí está de nuevo: la alegría de Maguncia.

Mannheim

MANNHEIM

Alemania

Ok, es una antigua ciudad residencial de los Electores del Palatinado. Es la segunda ciudad más grande de Baden-Wurtemberg y sus instalaciones portuarias figuran entre las mayores del interior de Europa. Dado que la ciudad fue radicalmente destruida durante la Segunda Guerra Mundial, hoy en día no se la considera precisamente una perla del país. Sin embargo, merece la pena visitarla. Mannheim es joven, en parte por los estudiantes de la Universidad y de la Escuela Superior Estatal de Música y Artes Escénicas. Por cierto, en el Teatro Nacional de la ciudad se estrenó en 1782 el drama de Friedrich Schiller «Los ladrones». Lo mejor es pasear por la calle comercial principal, llamada Planken, porque antiguamente se colocaban allí tablones de madera para poder cruzar la plaza con los pies secos. El antiguo ayuntamiento es una joya, y también merece la pena visitar la sinagoga más grande de Alemania. La comunidad judía fue parte integrante de la población de Mannheim desde 1660. Hoy, un cubo de cristal en la ciudad conmemora la terrible cesura, la deportación de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. En él están grabados los 2.400 nombres de los judíos deportados de la ciudad.

Middelburg

MIDDELBURG

Países Bajos

Si el sueño de una pequeña ciudad holandesa se construyera en América, hermosa y encantadora y con fachadas históricas, un pequeño mundo tranquilo y fino, se parecería a Middelburg. Y es real. Y llena de carácter. Los turistas pueden pasear por las callejuelas, maravillados por la increíble cantidad y belleza de los monumentos nacionales (se dice que hay más de 1.000), y con suerte no se pierden los paneles informativos con el código 3D: de repente, las imágenes del pueblo aparecen como hace siglos. No deje de picar algo en los mercados que se tienen lugar regularmente en Middelburg. Y disfrutar de las horas en este idilio holandés.

Miltenberg

Miltenberg

Alemania

Entre las colinas de Spessart y Odenwald se encuentra el encantador pueblo de Miltenberg. Con el honoroso título de "Lugar de disfrute bávaro", cautiva a sus visitantes con su belleza y encanto histórico. Al llegar a la plaza del mercado, es imposible no quedar fascinado con su ambiente medieval, rodeado de casas de entramado de madera que enmarcan el lugar. Al final de la plaza, un camino conduce a través de la torre de la muralla de la ciudad hasta llegar a la imponente Mildenburg. Durante los días de lluvia intensa, el Schnatterloch, un agujero en la torre, permite el drenaje del agua. Mildenburg alberga un fascinante museo que exhibe una colección de iconos provenientes de Grecia, Rusia y Rumania. Una auténtica joya de lugar.

Nijmegen

NIMEGA

Países Bajos

Nimega es una pequeña caja de sorpresas. Pequeña, porque la ciudad de unos 11.000 habitantes no es demasiado grande. Pero tiene cosas interesantes que ofrecer. Por un lado, es la ciudad más antigua de Holanda; los romanos ya habitaban aquí hace 2000 años. Por otro lado, es joven y animada debido a sus numerosos estudiantes. Lo mejor es pasear por sus callejuelas, detenerse en acogedoras plazas y parques y visitar uno o dos de los museos de interés temático. Por ejemplo, el MuZIEum. Aquí podrá experimentar la vida cotidiana de las personas ciegas. Solo sentir, oler, oír y saborear: como visitante de este museo, ¡esto te abre los ojos! Hablando de saborear: los turistas no deberían irse de Holanda sin probar el «Pannekoeken». Aquí se suele hornear con manzanas. Así que diríjase a uno de los numerosos cafés, entre en acción y pida un panqueque de inmediato. ¡Que aproveche!

Nuernberg

NÚREMBERG

Alemania

Refinados juguetes de madera, ranas saltarinas y cajas de música de hojalata, vajillas de colores y artículos de papelería: todo hecho a mano en fábricas. El Handwerkerhof de Núremberg es perfecto para comprar pequeños y originales recuerdos del viaje. Porque después de un crucero fluvial tan especial, sus seres queridos en casa seguro que le preguntarán: ¿Me has traído algo? Los que han estado en Núremberg también se llevan consigo anécdotas. Por ejemplo, de una visita a la Casa de Alberto Durero, de un paseo por el casco antiguo con el Kaiserburg, las iglesias y las murallas de la fortaleza medieval, del «Reichsparteitagsgelände» (terreno de los congresos nacionales del Reich), donde los nacionalsocialistas celebraban sus congresos del partido y donde más tarde se celebraron los Juicios de Núremberg. Anécdotas también del Carrusel Nupcial, una fuente con figuras de bronce de tamaño natural que representan la «agridulce vida matrimonial». Y de la Casa del Verdugo. Aquí hay mucho que contar.

Speyer

ESPIRA

Alemania

Se desarrolló a partir de un campamento militar romano y es una de las ciudades más antiguas de Alemania. Es sede episcopal desde el siglo VII. Y no en vano la catedral domina la ciudad de Espira y está considerada el mayor edificio eclesiástico románico por excelencia. Con 134 metros de largo y 37 de ancho, está protegida por la UNESCO. Justo al lado se encuentra el Palacio Episcopal. En la Edad Media, Espira contaba también con una de las comunidades judías más importantes de la época. El antiguo Judenhof es hoy un museo. El hecho de que la gente también disfruta de la vida en Espira queda patente en las tabernas de vino, los acogedores pubs y, por supuesto, en el Brezelfest, el mayor festival del Alto Rin, que se celebra todos los años en julio. Si como ciudadano creyente de la ciudad peca aquí, puede absolverse de su culpa en el confesionario. Al fin y al cabo, las iglesias proliferan en Espira.

Straßburg

ESTRASBURGO

Francia

Al pasear por Estrasburgo, es posible que de vez en cuando le sobrevenga un WOW. Lo que se ve aquí es impresionante, conmovedor y sencillamente hermoso. Por ejemplo, la catedral, rodeada de edificios de entramado de madera con coloridas vidrieras decorativas del siglo XII y una de las torres de iglesia más altas del mundo (142 metros). O el «Barrage Vauban» (siglo XVII). No es exagerado describirlo como una magnífica obra de arte del ingeniero Vauban. Y eso no es todo: no deje de pasear por el «Quartier des Tanneurs». Allí encontrará casas con entramado de madera en su máximo esplendor. Calles empedradas. Puentes cubiertos. En la Edad Media, pescadores, curtidores y molineros vivían y trabajaban aquí. La arquitectura de esta época se conserva casi a la perfección. Si después necesita un pequeño descanso para digerir tanta belleza: en el antiguo barrio de los curtidores encontrará acogedores bistrós.

Trier

Trier

Alemania

Trier es conocida por ser la ciudad más antigua de Alemania, un tesoro histórico y cultura. Rodeada por los protectores brazos de la UNESCO, Trier cuenta con un legado romano impresionante. En su núcleo se encuentra la Plaza del Mercado, donde majestuosas casas burguesas rodean el escenario donde una vez se reunió el tribunal del mercado. El icónico símbolo de la ciudad es la Porta Nigra, una imponente puerta de la ciudad del siglo II. Junto a ella, se encuentran el antiguo anfiteatro y los restos de los antiguos baños romanos. Al igual que Speyer, Trier también alberga una rica historia judía, y en la calle Judengasse, detrás de la catedral, se encuentra un recordatorio conmovedor de la deportación de judíos durante la Segunda Guerra Mundial. La presencia cristiana se manifiesta en la imponente catedral, pero también en el Seminario Sacerdotal Episcopal, que posee extensas viñas y produce el reconocido vino, principalmente Riesling, de las Bodegas Episcopales de Trier. Con su rico patrimonio, es un destino atractivo tanto para amantes de la historia como para estudiantes que disfrutan de su ambiente vibrante y su oferta cultural.

Veere

VEERE

Países Bajos

¿Casas escocesas en la Veere holandesa? Sí, la ciudad mantuvo en su día intensas relaciones comerciales con Escocia. Por supuesto: la lana. Los escoceses tenían aquí sus propios almacenes e incluso su propia iglesia con cura. Esta relación especial se cuenta en las casas escocesas Lammeken y In de Struijs, que forman parte del Museo de Veere y se centran en el pasado marítimo de la ciudad. Sí, Veere es un lugar histórico. La iglesia «Grote Kerk» y el bello Ayuntamiento con su torre y el Árbol Genealógico de la Casa de Orange-Nassau también dan fe de ello. Por último, pero no por ello menos importante: haga una parada en Oma’s Snoepwinkel (la tienda de dulces de la abuela). Suena original, y además lo es. Esta pequeña tienda vende dulces típicos holandeses.

Wertheim

Wertheim

Alemania

Wertheim es una de las ciudades más hermosas del norte de Baden-Wurtemberg y si visita este lugar, seguramente escuchará hablar del "Buddescheißer": una especialidad de esta ciudad vinícola que mezcla de licor de orujo y licor de melocotón. Uno de los puntos destacados de la ciudad es la imponente Wertheimer Burg, una fortaleza majestuosa construida a partir de 1180, que se eleva sobre la ciudad antigua con sus torres y almenas. Desde lo alto de la fortaleza, se puede disfrutar de vistas panorámicas impresionantes de los ríos Meno y Tauber, cuyas aguas se unen en Wertheim. Durante la primavera y el otoño, la fortaleza es hogar de numerosas cabras que pastorean en los empinados y verdes prados del extenso terreno que la rodean. Después de este interludio animal, ¿qué le parecería disfrutar de un "Buddescheißer" en el pintoresco casco antiguo? Calles adoquinadas, casas de entramado de madera y encantadoras plazas crean un ambiente medieval que le transportará en el tiempo.

Wuerzburg

Würzburg

Alemania

Con una rica herencia barroca, Würzburg cautiva a sus visitantes con la impresionante Residencia de Würzburg, uno de los palacios más destacados de Europa, diseñado por Balthasar Neumann y protegido por la UNESCO. Su escalera principal, adornada con un impresionante fresco, deja a todos los visitantes maravillados. La ciudad en sí es un deleite para los amantes de la arquitectura, con calles adoquinadas y edificios barrocos que conforman un paisaje encantador. Al cruzar el río Main por el antiguo puente, se llega a la Fortaleza Marienberg, una antigua residencia de los príncipes-obispos de Würzburg que ofrece vistas panorámicas de la ciudad y la Universidad de Würzburg, con sus icónicas cúpulas y torres. Además de su patrimonio histórico, Würzburg también ofrece una escena cultural vibrante, con eventos culturales, galerías de arte y museos como el ARTE NOAH, una de las pocas galerías flotantes de Alemania.

Chalon sur saone

CHALON-SUR-SAÔNE

Francia

Quelle surprise! La belleza de Chalon-sur-Saône comienza justo en Quai Gambetta, donde atraca el barco. Camine río arriba y descubra esta bonita ciudad, donde Julio César ya dejó su huella y cuyo museo está dedicado a la invención de la fotografía. En Chalon-sur-Saône, verá bonitas casas con entramado de madera y fachadas Art Nouveau. El Théâtre Piccolo sigue el modelo de la ópera real de Versalles.

Tournus

TREVOUX

Francia

Trevoux alberga un sorprendente número de talleres de arte y artesanía. Hasta el siglo XVIII, Trevoux fue la capital del principado independiente de Dombes. Las murallas de la ciudad, las casonas del centro y las ruinas de un castillo siguen siendo testigos de esta época gloriosa. Desde las ruinas del castillo, la vista sobre el Saona es increíblemente impresionante.

Macon

MÂCON

Francia

Con sus coloridas casas antiguas y la antigua iglesia de San Vicente, con sus viñedos y prados, Mâcon es una ciudad pequeña y encantadora. Si pasea por la ciudad y llega a la Place aux Herbes, deténgase ante la casa de madera Maison de Bois. Mirando la fachada, descubrirá encantadores grotescos y animales míticos. Por cierto, el futbolista nacional francés Antoine Griezmann nació en Mâcon.

Antwerpen

AMBERES

Bélgica

Amberes es original, es flamenca, es rica en arte, es acogedora, es relajante y excitante al mismo tiempo. La segunda ciudad más grande de Bélgica es, por decirlo brevemente, sencillamente maravillosa. Si le apetece hacer turismo, no deje de visitar la Casa Rubens. El mundialmente famoso pintor es hijo de la ciudad, y la casa es una joya ornamentada excepcional - con estudio y jardín y, por supuesto, cuadros. No menos emocionante es el Museo del Diamante DIVA - Amberes ha sido durante siglos un centro de comercio de piedras preciosas. Los expertos creen que cuatro de cada cinco diamantes en bruto del mundo han estado en esta ciudad en algún momento. Por último, pero no por ello menos importante, los amantes de la arquitectura quedarán maravillados con el Museo an de Strom, conocido por su abreviatura MAS. Un imponente almacén con paredes de cristal de un metro de altura y un techo panorámico en la 10ª planta. E incluso los que no tengan ganas de hacer visitas turísticas, podrán sacar provecho. Basta con pasear por los barrios especiales de la ciudad y maravillarse con la ropa original de los escaparates: al fin y al cabo, la revolución de la moda belga comenzó aquí con diseñadores como Dries van Noten, Ann Demeulemeester, Dirk Bikkembergs, Raf Simons o Martin Margiela, formados e inspirados en la Real Academia de Bellas Artes de Amberes. También puede detenerse en uno de los preciosos cafés: entonces la ciudad le dará una idea de lo que es. Sencillamente adorable.

Arnheim

ARNHEM

Países Bajos

¿Debería visitar una ciudad que en sí misma no es tan emocionante y digna de ver? No debería. Pero una parada en Arnhem sigue mereciendo la pena. Porque cerca existen dos museos extraordinarios. Uno es el Museo Holandés al Aire Libre. En un parque de 44 hectáreas encontrará unos 100 edificios históricos de distintas épocas. Podrá pasear por su historia. Están rodeados de diversos jardines con plantas cultivadas, medicinales, variedades vegetales olvidadas y mucho más. Un lugar para maravillarse. Y para relajarse al mismo tiempo. Igualmente le sorprenderá la colección de arte moderno del Museo Kröller-Müller: Van Gogh, Renoir, Manet, Gris, Mondrian – simplemente de clase mundial. El museo se encuentra en el Parque Nacional de Hoge Veluwe, por el que se puede pasear en bicicletas blancas (gratuitas).

Bamberg

Bamberg

Alemania

Bamberg, ciudad al norte de Baviera, es un sueño hecho realidad, con su encanto medieval, edificios protegidos y una arquitectura barroca de esplendor indescriptible. Además de disfrutar de sus numerosos museos y lugares históricos, los amantes de la cerveza encontrarán en Bamberg algo similar a lo que los amantes del vino encuentran en un paraíso vinícola. La cerveza es algo así como la sangre que corre por las venas de esta ciudad. Hay numerosas cervecerías y una gran cantidad de bares y restaurantes, sin embargo, sería mejor que los visite después de recorrer la ciudad. Porque en primer lugar, no debería perderse la Antigua Residencia del Palacio (una vez hogar de los obispos), la catedral (del año 1002) y la Nueva Residencia (¡con sus magníficas salas!) con los Jardines de Rosas diseñados por Balthasar Neumann (¡qué vista sobre el casco antiguo!). Y como un pequeño extra, ya que está en un crucero fluvial: en Bamberg se encuentra la „Esclusa 100“, la última esclusa del Canal Ludwig-Main-Donau construido bajo el reinado del rey Ludwig I. Todavía se opera manualmente y la casita del esclusero es absolutamente encantadora.

Cochem

Cochem

Alemania

Cochem es, sin duda, otra joya del río Mosela. Con solo 5,000 habitantes, la ciudad es sorprendentemente animada. Lo mejor: pasear por la orilla del río, perderse por los viñedos, detenerse para mirar hacia el valle y pensar: ¡Qué hermoso es este lugar! En Cochem en sí, también hay mucho que ver: sus calles y casas medievales, y sobre todo, el castillo son dignos de admirar. Construido en el año 1000, el castillo fue comprado en ruinas por el adinerado berlinés Louis Ravené después de la destrucción a manos de los franceses y fue reconstruido como residencia privada. Hay puertas ocultas que conducen a pasadizos secretos, y las paredes están adornadas con astas de ciervo. En 1942, los descendientes de Ravené fueron obligados por los nazis a vender el castillo. Hoy en día, el castillo pertenece a la ciudad de Cochem y se puede visitar en una visita guiada de aproximadamente 40 minutos.

Lelystad

LELYSTAD

Países Bajos

Si quiere cambiar por un momento el río por una playa; si quiere conocer un parque natural con marismas, praderas, cientos de especies de aves y los caballos salvajes de Przewalski; o si le interesa un astillero donde se construyen y renuevan barcos históricos según métodos históricos; y por último, pero no por ello menos importante, si quiere conocer una ciudad joven que no se fundó hasta 1967 y se construyó en un terreno arrebatado al mar, entonces, sí, le decimos: bienvenido a Lelystad. Un pequeño milagro: la ciudad se encuentra apenas cinco metros por debajo del nivel del mar.

Tournus

TOURNUS

Francia

Tan hermosa. Tan apacible. Sí, la ciudad de Tournus es casi idílica. El casco antiguo es acogedor, y la antigua abadía con la fachada de la maciza iglesia de San Filiberto (el edificio románico de grandes dimensiones más antiguo que se conserva en Francia) es de visita obligada. La variedad de formas de las bóvedas la hace especialmente cautivadora. También es interesante el Hôtel-Dieu, un antiguo hospital con mobiliario histórico totalmente conservado y una farmacia hospitalaria del siglo XVII.

A BORDO DE NUESTROS BARCOS TAMBIÉN VIAJARÁ PARA REENCONTRARSE CONSIGO MISMO.

¡LE ESPERAMOS!